Visor de contenido web

Para el proceso de fusión de hierro en hornos de cubilote se inyecta oxígeno en lugar de aire para aumentar la eficiencia de la combustión reduciendo el consumo de coque.

La introducción de oxígeno mediante lanzas aumenta la productividad en la fabricación de acero en hornos de arco eléctrico.

Las cubas o cucharas de precalentamiento para el transporte y la manipulación de hierros fundidos se calientan mediante una mezcla de oxígeno-gas.

Para los procesos de oxicombustión en la producción de aluminio, cobre y plomo en hornos rotativos se utiliza también el oxígeno. De esta manera se obtienen temperaturas de fusión más altas, se reduce el consumos de combustibles y se aumenta la productividad.

El tratamiento térmico permite que los metales adquieran las características requeridas para su uso. A través del recocido, el endurecimiento, el templado, la carburación y la sintetización, procesos basados principalmente en la aplicación de nitrógeno, los metales ganan las estrictas normas de estas industrias.